Encabezado_SobreCalCego_Centro


No cabe duda que el arte es una forma compleja de conocimiento y, coincidiendo y parafraseando a Harald Szeeman, podríamos decir que los artistas se convierten en verdaderos sismógrafos de los cambios que se producen en la sociedad. El arte es una forma de interrogación y con sus trabajos, los artistas plantean más preguntas que respuestas. La relevancia del arte se basa en su capacidad para cambiar nuestra percepción del mundo. Por eso, la producción artística tiene su razón de ser en la producción de sentido, tanto desde una vertiente contextual como existencial.

El arte es siempre un reflejo de su tiempo, de la época en la que nace y se desarrolla. Construir una colección de arte del presente es una opción tan fascinante como valiente, un acercamiento sin complejos al arte de nuestro tiempo. La apuesta por el presente implica la voluntad de participar en ese presente, así como de asumir sus contradicciones. Desarrollar una colección a partir del arte del momento no sólo quiere decir participar de esa construcción sino que implica la voluntad de ser partícipes de una época.

El proyecto Cal Cego nace en el año 2006 y parte de una colección privada nacida del gusto personal de sus artífices, Roser Figueras y Josep Inglada. La voluntad de trascender el ámbito doméstico, convertirse en patrimonio cultural que sea reflejo de una época y fomentar el conocimiento del arte son los motores que impulsan el proyecto Cal Cego. La misión de Cal Cego es contribuir a la creación de sentido, al conocimiento y al intercambio de ideas, desde Barcelona y en relación al resto del mundo.

Cal Cego parte del compromiso personal de los coleccionistas y de una actitud de curiosidad constante y de fidelidad a la evolución de los artistas, para dar apoyo a la investigación y organizar actividades que no sólo den a conocer la colección, sino que sirvan para profundizar en el conocimiento del arte contemporáneo.

Los objetivos del proyecto Cal Cego. Colección de Arte Contemporáneo son:

-La creación de un patrimonio cultural que sea reflejo de una época

-El apoyo a las propuestas y los discursos artísticos del momento actual

-El fomento del conocimiento del arte

-Convertirse en un foro innovador para el arte contemporáneo

Para cumplir estos objetivos, Cal Cego se basa en un programa de actuación que contiene diversas líneas, que van desde la consolidación y crecimiento de la colección (catalogación, conservación, nuevas adquisiciones y producción de nuevos trabajos) hasta el apoyo a la formación y la investigación (a través del Master en Arte Actual iniciado junto a IL3-Universidad de Barcelona y que se realiza online), la creación de comunidad (a través de Alumni) o toda una serie de actividades centradas en la difusión del arte contemporáneo y la profundización en su conocimiento (exposiciones, proyectos, colaboración con otras instituciones e iniciativas). Asimismo, la página Web de Cal Cego no sólo se propone ser un portal de información, sino una plataforma de conocimiento (con un catálogo rainsonnée de todas las obras) desde la cual se puedan desarrollar actividades y proyectos específicos.

Cal Cego es una colección sin sede permanente que trabaja en la idea de una colección nómada. No existe un espacio de exposición permanente para la colección, que en la actualidad cuenta con cerca de 400 obras.

Algunos de los criterios que articulan la colección son:

– No se atiende a categorías rígidas, sino que son los conceptos los que estructuran un entramado que evoluciona.

– Se potencia la colección de conjuntos de obras significativas más que de obras aisladas.

– Se da una convivencia de técnicas tradicionales al lado de otras más contemporáneas. La fotografía es el medio mejor representado, pero no únicamente, puesto que pintura, vídeo, escultura, dibujo o instalaciones son otros formatos bien presentes en Cal Cego.

– Hay un interés en reunir artistas de diferentes contextos y generaciones. Así, encontramos a Muntadas y Allan Sekula al lado de Francesc Ruiz o Jonathan Monk; Helena Almeida o Alicia Framis; Hans-Peter Feldman y Peter Piller, Ignasi Aballí e Ignacio Uriarte, por evidenciar una muestra de la diversidad de contextos y generaciones.

Se pueden establecer diversas hojas de ruta de lectura de la colección que, en definitiva, se propone plantear preguntas sobre nuestro presente, a partir de cuestiones como la representación, el estatus de la imagen, la percepción, el cuestionamiento de las evidencias , la mirada crítica y también el propio papel del artista, su necesidad de seleccionar y señalar cosas y situaciones.

El proyecto de Cal Cego se propone así, tratar la colección de una manera creativa viéndola como una experiencia de aprendizaje y como una herramienta de colaboración y trabajo en la construcción de sentido.

Montse Badia
Directora artística de Cal Cego

 


 Flecha