Encabezado_ArtistasYobras_centro


Biografia_Centro Flecha_Der_CentroObras_Centro
Flecha_Izq_Centro

linea_baja

Joan Fontcuberta

Googlerama: L’Origine du monde, 2007

Fotografía | C-print
180 x 227 cm.
JF.0003-

En su continua investigación sobre la frontera entre realidad y ficción y sobre el concepto de apropiación, en la serie Googlegrames, iniciada el año 2005,  Joan Fontcuberta introduce una nueva variante de reflexión en su obra: la utopía de internet como enciclopedia universal, exhaustiva y democrática. En pocos años, el buscador de Google se convirtió en una especie de certificador de la realidad. Lo que no sale en Google es como si no existiera. Fontcuberta aprovecha la misma tecnología del buscador, accesible a todos (un programa freeware), para realizar una serie que recrea imágenes icónicas compuestas por miles de pequeñas fotografías descargadas desde el mismo Google a partir de unas cuantas palabras relacionadas en su significado de una manera u otra con la fotografía que se quiere representar. El foto-mosaico resultante aprovecha el efecto trompe-l’oeil, con una amplia tradición en la historia del arte, en la percepción del espectador. El proyecto ha explorado con visión crítica temas diversos que a menudo aparecen en los medios de comunicación –con especial interés por la guerra de Iraq y sus consecuencias, por ejemplo- pero también ha recreado con ironía imágenes celebérrimas de la historia del arte como La Santa Cena, de Leonardo da Vinci, a partir de palabras, de nombres de chefs de cocina famosos. En esta sub-serie se sitúa el Googlegrama L’origen del món, que recrea el desnudo más apabullantemente explícito de la pintura del siglo XIX, pintado por Gustave Courbet el año 1866 para el diplomático turco-egipcio

Khalil-Bey (1831-1879), hombre que reunió una efímera pero intensa colección de pinturas dedicadas al cuerpo femenino, gracias al asesoramiento del marchante Paul Durant-Ruel. Entre otros, Khalil-Bey, que acabó arruinándose por sus deudas de juego, también poseía El baño turco de Ingres. A lo largo del siglo XX, famosa a sotto voce por su atrevimiento sexual y técnico, la pintura pasó por diversos propietarios, que la mantenían alejada de la mirada del público, hasta que el año 1995, después de pertenecer al psicoanalista Jacques Lacan, ingresó en el Museo d’Orsay, donde actualmente se expone con normalidad. Está claro que Fontcuberta no es inocente en la elección de esta obra por su alto carácter emblemático. En el caso de la obra de Courbet, el artista tiene presente que se trata de una pintura que en su reproducción en la red todavía ahora provoca controversia y problemas de censura y es un símbolo del eterno dilema entre arte y pornografía y del papel de la mirada del espectador. La habitual ironía en la obra de Fontcuberta está presente también en la elección de las palabras clave para la búsqueda de 10.000 imágenes en Google para realizar esta obra. En este caso, Fontcuberta ha jugado con el doble sentido del título de El origen del mundo, que alude a los genitales femeninos, escogiendo palabras para el criterio de búsqueda relacionadas con la astrofísica: Big Bang, Black Hole (agujero negro) y Dark Matter (materia oscura). Una aproximación a los detalles de la obra pone de manifiesto también la total arbitrariedad del resultado de la búsqueda en Google, ya que muchas de las pequeñas imágenes son de temáticas muy diversas y muy alejadas de las palabras clave. Fontcuberta revela, pues, un engaño no sólo perceptivo, sino también sobre la representación del mundo en las redes.   

Montse Frisach

 

                                                                                   

 


Flecha_Top_Centro


Biografia_Centro Flecha_Der_CentroObras_CentroFlecha_Izq_Centro

linea_baja